Activistas chinos presentan ballena de plástico en señal de protesta

En Nantong, China, activistas presentaron una escultura que a simple vista parece una obra de arte, pero al acercarse, se nota una cruda verdad: una ballena hecha de residuos plásticos.

La figura del cetáceo mide 68 metros de largo y solo se compone de plástico encontrado en el océano, fue presentada con el fin de crear publicidad para la protección de los mares contra la contaminación.

Cada vez es más común encontrar ballenas muertas en cuyo interior hay enormes cantidades de plástico. Según World Wildlife Fund (WWF), más del 90% del daño en la vida silvestre se debe al plástico. Las tortugas, los peces o las ballenas guardan la basura como alimento, la tragan o se enredan en ella y terminan en la mayor de las ocasiones con su muerte.