Auditoría en el Senado encontró pagos extras por 208 millones de pesos

Una auditoría interna y externa en el Senado detectó pagos excesivos por sobre $200 millones de pesos a altos funcionarios actuales y a otros ya retirados, irregularidad registrada entre los años 2017 y 2020. En la investigación se detallan tres «situaciones más urgentes».

Los involucrados son 42 funcionarios vigentes y 11 retirados. Para evitar que disminuyera su sueldo, se estableció un pago adicional para cubrir los tributos y, de esta manera, recibir la remuneración completa fuera de impuestos. El problema se generó por una sobrestimación del impuesto que provocó un margen a favor, dando origen a un “sumario administrativo».

La presidenta del Senado, Adriana Muñoz, explicó que «es una auditoría que se realizó durante la presidencia del senador Jaime Quintana y recién ahora se están dando a conocer los resultados de las distintas conclusiones que se sacaron. «No es trabajo de esta mesa entonces», dijo Muñoz.