IMPACTO: Las constantes «funas» contra empresa de alimentos tienen graves efectos

Tras una serie de reclamos hechos a través de redes sociales, incluidos los últimos en pandemia respecto a las condiciones laborales de sus trabajadores, la empresa de alimentos y confites Fruna, cierra sus labores.

Esto luego de una fiscalización hecha por la Secretaría Regional Ministerial de Salud, que se desplazó hasta las inmediaciones de la fábrica Fruna, en Melipilla, para proceder a cerrar dicha industria.

La institución de salud constató fallas graves en los protocolos de seguridad, distanciamientos social, exponiendo al contagio de sus trabajadores a causa de las aglomeraciones que se efectúan en los cambios de turno.

50 sumarios sanitarios han sido realizados a la empresa los últimos tres años y se han multiplicado durante la pandemia, por lo que la SEREMI, esperará que se modifiquen todas las circunstancias de riesgo para los trabajadores para que recién puedan volver al funcionamiento.