Le cortaron la luz por deber y donantes realizaron campaña solidaria

Una notable iniciativa se llevó a cabo en la comuna de El Tabo. Esto luego de hacerse conocida la historia de Ariel, un panadero artesano que pasaba por un importante aprieto económico.

El hombre quedó sin ingresos luego del inicio de la pandemia, por lo que las cuentas de la luz se fueron sumando hasta el punto en que superaron los $600 mil. Motivo por el cual la empresa le cortó el suministro y no accedieron a negociar con él.

En medio de la desesperación, Ariel decidió vender sus elementos de trabajo, entre ellos un horno, para poder costear la deuda. Sin embargo, consiguió juntar solo la mitad de lo que debía. Así es como se activó una cadena de favores entre quienes supieron de su historia y decidieron ayudarlo económicamente.

Hasta el momento han podido reunirse cerca de 2 millones de pesos.