Nutriólogo advierte consecuencias a corto plazo por pandemia mundial

El nutriólogo y pediatra Moraga, subjefe del servicio de Pediatría del Hospital San Borja y ex presidente de la Sociedad Chilena de Pediatría, conversó con Radios Regionales sobre la dieta en tiempos de cuarentena.

«La gran mayoría de las veces no estamos acostumbrados a tener que preocuparnos de la alimentación de forma habitual en la casa» señaló Moraga, asegurando además que los chilenos que trabajaban y comían fuera, estaban trasladando malos hábitos  a sus hogares.

Sin embargo, esto tendría un agravante, el hecho de que en cuarentena estemos haciendo mucha menos actividad física. «Nos estamos quedando con una alimentación inapropiada, pero además en un entorno de menor actividad».

El efecto cuarentena

Al mal hábito alimenticio y al sedentarismo, Moraga suma un tercer factor. Según el médico, el confinamiento producido por la cuarentena produciría episodios de ansiedad, lo que muchos chilenos solucionan comiendo. «Es un triple juego que nos puede llevar a tener un deterioro de la salud bastante importante».

«Deberíamos centrar la importancia, desde el punto de vista nutricional, en tratar el mayor tiempo que tenemos disponible para aprovechar la cocina» comentó Moraga, aludiendo a la gran falta de tiempo que tienen los chilenos en situaciones normales, ya que el trabajo usualmente les da poco tiempo para comer e incluso menos para cocinar.

¿Cómo se combate esto?

Según Moraga, es difícil cambiar un hábito, por lo que estos cambios se harían más que nada para «compensar» y ayudar al cuerpo a recuperarse.

Además, se refirió a tácticas para evitar comer a deshoras «Deberíamos adecuarnos a los horarios de alimentación, y cuando se nos presenten estas tentaciones ojalá tengamos algo que nos avise que no es hambre, sino ansiedad». Moraga recomienda que para ello nos dediquemos a hacer alguna otra actividad, que nos distraiga de esa sensación.

¿Qué alimentos me ayudan?

Moraga también recomendó alimentos que pudieran ayudar en nuestra dieta, ya que producen saciedad. «El huevo y los lácteos tienen una proteína que puede causar una saciedad muy relevante en nuestro sistema».

Puedes ver la entrevista completa acá.