Organizadores de La Cumbre reconocen problemas y anuncian el fin de sus eventos

Luego de que la Intendencia de la Región de O’Higgins no autorizara la realización de La Cumbre en Rancagua, por la falta de seguridad y garantías de ese tenor para los asistentes, Juan Andrés y Cristián Ossandón, organizadores del evento realizaron un comunicado en dónde anunciararon que nunca más se volverá a repetir el festival.

Según los organizadores «lo dimos todo, pusimos el corazón entero, todos nuestros recursos humanos y económicos para que esto funcionara. Llegamos hasta el final, el montaje terminado, los artistas probaron sonido, pero…a punto de llegar a la meta, no lo logramos. Y lo perdimos todo», relataron.

Si bien «Este proyecto que ha intentado impulsar, defender y crear valor alrededor de la música Chilena por más de 12 años, llega a su fin (…) Sucumbimos frente a los eventos gratuitos, que fueron socavando las bases de nuestra propuesta (justamente lo inverso, cultivar valor, y estrechar la brecha de percepción entre artistas nacionales y extranjeros)», agregaron.

Además pidieron disculpas a los fans, a músicos y «a todos los que creyeron en este sueño que hoy se rompe, y esta mirada de mundo que hoy tiene que asumir su fracaso», y esperan que alguien más en el futuro siga la iniciativa, y la lleve ala otro nivel, «donde nosotros no supimos llegar».

Asimismo aseguraron que asumen «toda la responsabilidad, y seguramente vendrán tiempos muy difíciles para nosotros como gestores y como impulsores de este proyecto», culminaron en el comunicado.