Prisión preventiva para Hernán Calderón Argandoña

El tribunal estimó que las condiciones del formalizado tanto para la seguridad de las víctimas, la sociedad y la investigación del caso son suficientes para decretar la prisión preventiva.

Luego de expuestos los hechos se efectuará la prisión preventiva pero en un centro psiquiátrico con resguardo de gendarmería según lo solicitado por la defensa de «Nano Calderón».

Los hechos investigados serán los expuestos por el fiscal y la defensa del padre de los Calderón.

Hernán Calderón Argandoña habría llegado hasta el domicilio de su padre donde él estaba dentro de una tina de hidromasajes. El joven le dijo a su padre «te voy a matar».

Posteriormente sacó un arma de fuego y la puso sobre el pecho escudo de su padre. Segundos después disparó a la pared del inmueble.

Según la Fiscalía hubo intenciones de matar, pero no ocurrió por razones circunstanciales.

Hernán hijo tiene 4 armas inscritas a su nombre, una de ellas coincidió con la bala periciada en el domicilio de su padre.

Otro de los episodios que tuvo lugar en el inmueble de Hernán padre consistió en que su hijo, haciendo uso de un arma blanca, rompió cerca de 7 trajes del dueño de casa.

También habría roto cuadros que estaban colgando en las paredes.

Luego se produjo un forcejeo entre ambos y Hernán hijo agredió a su padre con una arma blanca, provocándole graves lesiones en sus manos.