Querían agrandarse el pene inyectándose aceite de coco

Muchos lo llaman «inseguridad», pero parece ser una tendencia nacional, y es que en Papua Nueva Guinea los médicos hicieron un llamado de emergencia por 500 casos de hombre que deben ser intervenidos por llegar con una «solución» casera para agrandarse el pene.

Los hombres del país del sudeste asiático se inyectan sustancias extrañas para alargar el tamaño de sus miembros, como aceite de coco, aceites para bebés, aceite para cocinar o silicona. El resultado ha sido horrible.

Según los médicos se trata de una emergencia nacional. Ya que en varios casos los efecto secundarios son irreversibles, generando disfunciones.