Revisa aquí los cinco datos que desconocías de tu TV

Sin duda el televisor pasó a ser uno de los aparatos electrónicos más utilizados durante estos meses de pandemia, es por esto que aquí te traemos los cinco datos que de seguro desconocías del televisor que tienes en tu living o habitación.

  1. ¿Conectas tu televisor a tu celular?: La particularidad que tienen los Smart TV, además de otorgar plataformas de streaming, es la útil conexión que pueden mantener con el teléfono celular. Para esto, ambos dispositivos deberán estar conectados en la misma red de WiFi, luego, debes presionar en tu teléfono el ícono de una TV o buscar la función de Smartshare. Inmediatamente tu Smart TV replicará lo que estás visualizando en tu dispositivo móvil. 
  2. Videojuegos: Para poder visualizar en una mejor calidad tu videojuego favorito, el experto en Entretenimiento para el hogar de LG Electronics, Nicolás Fernández, recomendó los Smart TV de la serie OLED de LG, puesto que tienen mejor calidad en colores, posibilidad de 8K y el tamaño necesario para una mejor experiencia a la hora de jugar en la comodidad de tu casa.
  3. ¿Cuál es la distancia que mantienes a la hora de usar tu TV?: La distancia ideal para no afectar tu vista mientras disfrutas de tu contenido favorito dependerá del tamaño de tu SmartTV, por lo que si tu dispositivo es de 55 pulgadas, deberás estar a 2 metros o 2 metros y medio de tu pantalla. Si tienes uno de 65 a 75 pulgadas, la distancia recomedada es de 2,6 a 2,8 metros. En cambio, si posees una TV de 75 pulgadas o más, deberás estar a 2,9 o 3,2 metros de distancia.
  4. ¿Limpias tu TV?: Al igual que el resto de tu hogar, el televisor necesita ser limpiado frecuentemente para no acumular polvo o manchas. Solo debes utilizar un paño de microfibra seco en solo una dirección. No uses agua ni líquidos de limpieza en tu pantalla. 
  5. ¿Cuántas horas al día tienes encendida tu TV?: No es recomendable dejar tu televisor encendido todo el día para no disminuir su vida útil. Además, tampoco es recomendable dejar una imagen fija por más de dos horas porque podría generar que la imagen «se retenga» en la pantalla.