Drefquila: «Es buenísimo que la música urbana salga de los festivales y se acerque a sectores más populares»

La Municipalidad de Huechuraba celebra el Mes de la Juventud con un Carnaval de Juventudes,  una Feria de Servicios, Emprendedores y Organizaciones en Orientación Juvenil, y un Festival  Urbano que culminará con la presentación gratuita del artista urbano Drefquila.   Este 24 de agosto Huechuraba prepara una serie de actividades para los jóvenes de la comuna que  culminarán con un gran show gratuito del artista urbano Drefquila quien por primera vez llega a  Huechuraba con su espectáculo.   “Me parece genial que una Municipalidad considere la música urbana, para así expandir más la  buena música urbana y también el producto chileno. Es buenísimo también el poder acercarnos a  los lugares populares en donde está la gente y no sólo estar cantando en festivales, en discoteques  o en fiestas, si no acercarse donde realmente vive la gente”, dijo.  El artista, uno de los primeros de la camada en firmar con un sello discográfico, señala respecto al  show del sábado 24, “nunca me he presentado en Huechuraba y las expectativas que tengo son  buenísimas. Es un evento gratis, un día sábado y hasta quienes no me conocen y no tengan nada  que hacer podrán llegar. Espero que esté llenito, esas son mis expectativas”. 

SABER MÁS

Niñas y niños publican libro de cuentos en Huechuraba 

El origen de este libro se remonta a un concurso literario, llamado Carlitos en 100 palabras, que  estaba dirigido a todos los estudiantes de pre kinder a octavo básico, y comprendía las siguientes  categorías: 1° categoría: pre kinder a 2do básico; 2° categoría: 3ro y 4to básico; 3° categoría: 5to  a 8vo básico.  Con la presencia del Alcalde Carlos Cuadrado Prats y más de 300 niñas y niños, se llevó a cabo el  lanzamiento de este texto que busca potenciar la creatividad narrativa de los niños de este  establecimiento. El libro cuenta con cuatro cuentos ilustrados y setenta y seis cuentos escritos, lo  que significó recopilar ochenta autorizaciones para poder inscribirlo en el derecho de autor, ya que  al ser menores de edad requería la autorización de los apoderados. Siempre pensando a nivel local  como escuela.  “Yo creo que cuando la creatividad y la imaginación de los profesores es aceptada por los niños,  surgen este tipo de proyectos. Acá en la Escuela Carlos Prats los niños asumieron un desafío de  hacer sus cuentos cortos y los profesores lo plasmaron en un libro maravilloso, que posiblemente  los nietos de esos mismos niños podrán leer” señaló el Alcalde Carlos Cuadrado Prats, durante el  lanzamiento del “Carlitos Literario”.  En la ceremonia, algunos niños subieron a leer sus creaciones literarias, es el caso de Ariadna  Ponce de 4° básico, quien escribió uno de los cuentos seleccionados y aseguró sorprendida que  “no me lo esperaba, estaba un poco nerviosa al principio. Mi cuento se llama Un chita en apuros y  es sobre un chita que siempre anda apurado porque le duele la guatita y un amigo de él, que es un  jaguar, le dice que debe comer pasto, para no tener esos apuros”.  Samuel Hernández fue otro de los pequeños autores seleccionados, con su cuento que lleva por  nombre El tornado y los niños. El cuento relata la historia de unos niños que están jugando, hasta  que un tornado se los lleva al cielo, luego entablan una amistad con un gigante, quien luego de  algunas aventuras los regresa a su casa”.  EL ORIGEN DE CARLITOS LITERARIO  La 1era categoría, tiene como nombre Cuento ilustrado, ya que los más pequeños aún no saben  escribir, en esta instancia la Educadora o Profesora, les leía un cuento y los niños realizaban un  dibujo de la historia escuchada. Las otras dos categorías, son cuentos inéditos, que como único  requisito debían inspirarse en la escuela, en su barrio, es decir en su entorno cercano.   Los cuentos fueron presentados al concurso, en donde un miembro de cada estamento y/o ciclo  tenía un representante en el jurado, además, se procuró que el miembro del jurado no tuviera  relación directa con la categoría que lo tocaba dirimir. Los cuentos eran entregados al jurado de  forma anónima, para evitar subjetividades.  

SABER MÁS